Vejer de la Frontera: un pueblo gaditano con mucho encanto.

VARIOS 2 2014 031“El sur que te prometí
tiene al sur otra frontera,
las cuerdas de mi laúd
siguen buscando la luz
más al sur de la quimera.
Tengo una playa desierta
y una calesa en la puerta
para lucirme a tu vera.”

Creo en los flechazos. Y eso es lo que sentí yo la primera vez que pisé Andalucía. Aunque por mis venas corre sangre granaína y gaditana, ya se sabe que eso no es suficiente. Después del primer impacto, es a base de visitarla una y otra vez, de sentir su roce, de encariñarme poco a poco, que esa tierra y su gente me han atrapado. Hoy nos vamos a Vejer de la Frontera, un pueblo blanco sobre un cerro a 200 m sobre el nivel del mar pero a tan solo 8 km de la costa. Forma parte de los considerados ” Pueblos más bonitos de España”.

El día amaneció con un sol brillante y un calor sofocante que fue en aumento según avanzaban las horas. La jornada se presentaba dura para admirar monumentos, pero yo le veo la ventaja a todo. En vez de estar rodeados de turistas, la “inmersión” en estos paisajes y pueblos se disfruta mucho más en días así. Primera parada en el faro de Trafalgar, escenario de la batalla en la que murió el almirante Churruca; de este personaje tengo una historia personal pero ya la contaré en otra ocasión. Después del faro parada en Barbate, un mollete y un café al lado del mar, un paseo por este pueblito famosísimo por su atún de almadraba, charla con pescadores, pinchitos de mojama deliciosa….pero a lo que vamos, a ¡¡ Vejer de la Frontera !!.

A orillas del río Barbate se encuentra este pueblo sobre un monte, en la llamada “Frontera granadina”. Según llegas por la carretera se ve surgir entre el verde del paisaje gaditano la torre de la iglesia, sus paredes encaladas y la piedra de las murallas. Parada en la Oficina de Turismo para preguntar horarios, coger un plano y un rato de charla amigable con un buen conocedor del lugar.VARIOS 2 2014 016

Bordeando un parque y siempre subiendo se van viendo las murallas que encierran el pueblo declarado Conjunto Histórico-Artístico en 1976. Miden unos dos metros de grosor y desde su parte de arriba se tiene una vista fantástica de todo el campo. Al entrar en el recinto y callejeando entre paredes blancas de las que cuelgan macetas con flores de mil colores, ventanas con persianas de estera que dan una idea de lo fresquito que se tiene que estar en el interior de la casa, se llega a la Iglesia del Divino Salvador y que se construyó sobre una mezquita. El pasado islámico, a pesar de las modificaciones después de la Reconquista, está presente en algunas edificaciones. Más callejeo y una puerta abierta y al fondo un patio que invita a entrar. Dicho y hecho, después de saludar y pedir permiso a la dueña que está regando sus plantas, viene la amena conversación.

VARIOS 2 2014 020La invitación a beber agua del botijo se agradece. De allí y siguiendo sus indicaciones la siguiente parada es en un edificio histórico y rehabilitado, toca tomar algo con más sustancia, no se vaya a subir el agua a la cabeza jeje

Más charla con un lugareño que, al saber que vengo de Cataluña, me empieza a hablar de independentismos, de lo malos que son los de aquí arriba, de lo buenos que son los de allí abajo, concretamente los de Vejer… Quita, quita bisho jajaja Que si quieres pelea conmigo no va a ser. Que yo soy de todas partes y de ninguna. Y mira que soy habladora, pero de política va a ser que no.

Siguiente parada, el castillo construido allá por el siglo XI y Monumento Nacional desde 1931. En la entrada y a la sombra de una de las puertas de la muralla hay una buganvilla, al lado de la que apetece descansar otro poco. El sol cae a plomo y no perdona.

VARIOS 2 2014 043¡Venga va! ¿Seguimos? Atravesando la muralla está el monumento a la Cobijada o mujer vejeriega. Ahí si que el pasmo es total. No creáis que por la visión del pueblo desde el mirador, ni el olivo que acompaña a la estatua, sino por ver cómo vestían estas mujeres cada día en tiempos pasados y ahora en las fiestas. Totalmente tapadas por enaguas, fajos, refajos y un manto que les cubría totalmente y que solo dejaba a la vista un ojo. ¡Un ojo, como si fueran cíclopes! Mientras lo miraba y sudaba yo la gota gorda gracias al sol gaditano, me preguntaba el porqué de aquello y solo tuve una respuesta: ¡Machismo llevado al extremo!VARIOS 2 2014 036La visita continúa. En una casona preciosa está el museo de costumbres de esas gentes. Antiguos oficios, cerámicas, esteras, trajes de vejeriega, de todo un poco. Muy interesante si os gusta, como a mí, saber cómo se vivía hasta no hace tanto.VARIOS 2 2014 027

Si habéis llegado hasta aquí, os recomiendo también visitar la Plaza de España que se remonta al siglo XVI. Primero fue para hacer en ella corridas de toros. En 1955 se construyó una fuente de azulejos que recuerda a la Plaza España de Sevilla, con ranas que escupen chorros de agua y que bien podrían ser príncipes que muertos de calor han preferido convertirse en batracios. Un poco de envidia dan, os lo prometo jaja

Bueno, vamos a ir acabando la visita a este pueblo con muchísimo encanto, que la “jartá de caló” nos está reblandeciendo la sesera a todos. ¿O no?. Pues venga, bajando ya por el camino al lado de la muralla y de recuerdo el paisaje del campo gaditano en la retina y en el corazón.

¡Hasta pronto! Besos para los que habéis leído hasta el final y para los que no, pues también.VARIOS 2 2014 063

 

 

¡Blagodarya Ivo! . ¡Blagodarya Bulgaria!

 

                                               ¡Gracias Ivo! . ¡Gracias Bulgaria!

Tuve la inmensa suerte de poder visitar un país maravilloso como es Bulgaria de la mano de Ivo, buen conocedor de su país de origen, amigo divertido, conversador estupendo y muchas virtudes más. También nos acompañaban Jordi y Gemma, una pareja de inmejorables compañeros de aventura. A pesar de que Ivo y yo siempre decimos: “Lo que pasó en Bulgaria se queda en Bulgaria” , hoy os voy a contar un par de días del viaje que fueron muy especiales. Nos vamos al corazón de las Montañas de Rila donde está el Monasterio de San Ivan Rilski y su tumba-cueva. ¿Os venís?

Nos dirigimos hacia las montañas de Rila, no sin antes hacer una parada en el camino para que probemos el yogurt búlgaro. Ivo nos explica que esta delicia gastronómica conocida en el mundo entero tiene su origen precisamente en Bulgaria. Sinceramente, siempre había pensado que el yogurt era griego “Joroña que Joroña”, pero no. Hace más de 6.000 años que las tribus tracias que poblaban ese país descubrieron que una bacteria que sólo existe en Bulgaria fermentaba la leche y obraba el milagro.OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Las montañas de Rila están en el sudoeste de Bulgaria, y son las más altas del país y de los Balcanes. Rodeado por estas montañas y en un sitio espectacular en el profundo valle del rio Rilski está el Monasterio de San Iván. Este santo, canonizado por la Iglesia Ortodoxa fue un ermitaño que vivía en una oscura grieta en las rocas en la que apenas se podía mover. Curaba a gente y realizó milagros. Y nosotros nos disponíamos a dormir en celdas de monje y a cumplir el rito de atravesar esa especie de cueva. Camino de hacernos santos íbamos ¿no? jajajDSCF4119

Dejamos las bolsas en las celdas y nos dirigimos hacia donde indicaban unas flechas de madera escritas en cirilíco y que Ivo nos tradujo: Tumba de San Ivan. Vamos bien. Entre hayas y vegetación diversa nos adentramos montaña arriba. En todo el ascenso solo nos cruzamos con un par de excursionistas. ¡Venga, venga ya queda poco! Una vez arriba y en medio de la espesura hay una ermita dedicada a San Ivan y al lado el hueco entre rocas por el que hay que meterse, arrastrarse mientras notas todas las aristas de piedra que te van rozando el cuerpo, y finalmente salir. Parece ser que se te borran los pecados si lo consigues. Yo no estoy muy convencida de poderlo lograr, pues soy una “pecadora de la pradera” jeje pero Ivo me dice que él entra primero y que me irá guiando. Allá vamos. En la oscuridad total, pues no llevamos frontal ni luz alguna, comienzo a serpentear como puedo. Me alegro de tener el tipo lo suficientemente fino como para no quedarme atascada. Ivo se retuerce como puede y me da la mano aunque es imposible que me pierda. Estoy como el título de la película ¡Atrapada sin salida! Finalmente se ve un rayo de luz, ya llegamos. Ivo sale primero y me hace la foto, que la ocasión merece un pequeño postureo por mi parte.DSCF4127

También me dice que lo que yo he hecho solo lo logran las personas de gran corazón y que, como yo lo soy, pues por ese motivo lo he conseguido. Es una leyenda búlgara pero suena taaaaaaan bonito. ¿No os parece? Después de esta aventurilla bebemos agua de la fuente del santo, escribimos un deseo en un papelito y lo metemos entre las rocas al lado de su imagen. Y para abajo que nos cierran el monasterio. Llegamos a tiempo de cenar en un sitio con encanto, fuera, en una mesa de madera y bancos donde se oye y se ve correr el agua del río. Una comida excelente de gastronomía búlgara con el plato estrella de la zona, la trucha pescada en el Rilski.

Después de pasar un buen rato y con el estómago reconfortado nos dirigimos al interior del monasterio. Las puertas del mismo quedan cerradas durante toda la noche, así que nos gusten o no las celdas, allí dormiremos. Las habitaciones son austeras como corresponde a la vida monacal, pero se está muy bien escuchando los sonidos del río y la naturaleza impresionante que nos rodea. Antes de que nos visite Morfeo, unas buenas risas y ……. Sssssssssssssh.

Amanecemos entre cánticos de los monjes y nos vamos a visitar el lugar en el que estamos. El Monasterio de San Ivan de Rila es un centro espiritual y de peregrinación. Admiramos las pinturas de los techos, toda la arquitectura que asoma entre impresionantes árboles y montañas. Ivo explica las costumbres de la iglesia ortodoxa, los iconos, porqué ponen y cuando ese tipo de velas etc Muy interesante y un lugar magnífico que nunca olvidaré.

Esta pequeña historia sobre mi estancia en Bulgaria toca a su fin. Nos vamos que el viaje continúa. Pero eso será en otra ocasión.

No me despido sin antes mandar desde aquí un beso muy grande a Ivo. Y para vosotros, los lectores que hayáis resistido hasta aquí ¡¡¡¡Petons, petons i petons!!!!

CarolOLYMPUS DIGITAL CAMERA

Un paseo de vértigo: El Caminito del Rey

“Las huellas de las personas que caminaron juntas nunca se borran”

caminito-del-rey-815x459

Tengo el corazón andaluz. Así que mis pasos me llevan inevitablemente, una y otra vez, a esas tierras que guardan mil maravillas. Su gente, su gastronomía, los paisajes, sus costumbres, el gracejo, hasta la mala “follá” que se gastan algunos jajaja Todo me encanta de Andalucía. Y personas a las que quiero mucho también me esperan allí. Os cuento esto porque en mi blog veréis aparecer de vez en cuando mis aventuras en aquellas tierras. Todas las que tengan interés para viajeros y soñadores, ¡claro!. Hoy nos vamos al llamado Caminito del Rey, en la provincia de Málaga. ¿Os venís conmigo?

CAMINITO DEL REY 011La inspiración y motivación para viajar y visitar según que lugares la encuentro en muy diversas personas, o en libros, videos, documentales, blogs de otros viajeros… En este caso desde que vi a Jesús Calleja dedicando su programa “Volando voy” a este Camino no paré hasta que pude hacerlo. Aprovechando una de mis escapadas al sur del sur lo tuve clarísimo. En la web que tiene abierta la Diputación de Málaga se cogen las entradas. Aviso que si vais en fin de semana o festivos tenéis que comprarlas con mucha antelación. Entre semana no suele haber ningún tipo de problema aunque también requiere cierta previsión. También deciros que los avezados escaladores que ya cuentan con sus seguros y tal, no tienen que pagar entrada. Sólo avisar y demostrar que no son unos chalados imprudentes. Llegada al Chorro y un simpático señor me dice:- Shiquilla, si vas al Caminito cuidaíto con los zerfi !!!Le respondo que no hay problema, que lo del “zerfi” con palo y sin palo no me va en absoluto, pero también le agradezco que me avise, toda precaución es poca. El autobús lanzadera nos lleva desde el Chorro hasta la entrada por Ardales. El Camino, que se encuentra entre Ardales, Álora y el Chorro sólo se hace en un sentido. Según nos acercamos ya gozamos del increíble paisaje. El autocar nos deja delante de una entrada horadada en la roca. La atravesamos y allí empieza un sendero de varios km. al lado del embalse y entre árboles estupendos que hacen muy agradable la excursión.

En la entrada a las pasarelas está ya el guía. Nos reparten los cascos verdes y los gorrillos para mayor higiene y comodidad. Enseño a varias personas para qué sirve y a ponérselo, pues no han visto un gorrillo de éstos en su vida. La estética del atuendo deja mucho que desear pero cuando se viaja eso es lo de menos ¿no os parece? También nos dan los walkies con los correspondientes pinganillos para escuchar todo lo que nos explica el simpático guía. Como caminaremos todo el rato por pasarelas con una altura de hasta 105 m y una anchura de 1 m, iremos casi siempre en fila de a uno, junto a la “línea de vida” que usarán sólo los que tengan miedo. Algunos hay, no os creáis, pero si no se tiene vértigo y no se hace ninguna estupidez, el peligro es mínimo. Comienza la explicación mientras la boca no se nos cierra al ver lo que la naturaleza es capaz de ofrecer, y la mano del hombre hacer sobre ella. Disfrute total.

CAMINITO DEL REY 078

Si habéis llegado hasta aquí en el post, mil gracias. Para los “arriesgados lectores” que se atreven a seguir va un resumen de lo que allí vimos y aprendimos.

Hace 250 millones de años, allá por el Jurásico, todo lo que hoy son continentes estaba bajo el llamado Mar de Tetis. El relieve sumergido se fue plegando, rompiéndose y saliendo en forma de montañas y cordilleras. Así se creó este lugar en el que estamos, el llamado Desfiladero de los Gaitanes. De hecho os recomiendo no ir mirando simplemente hacia abajo, que es lo que hace la mayoría, dicho sea de paso.En las paredes del Desfiladero y a 400 m de altura se pueden ver fósiles de amonites y seres que poblaban las profundas aguas de aquel Mar. También se puede ver algún buitre, que nos recuerda de dónde le viene el nombre a este Desfiladero. Antiguamente y en Andalucía se llamaba Gaitanes a los quebrantahuesos, una especie de buitre. Tranquilos todos, que los individuos con casco verde no son de su agrado jeje

¿Estáis ya hartos? ¿Sí? ¿No? Al que le apetezca continuar conmigo este Camino, bienvenido. Ya tenemos la Naturaleza, estas portentosas montañas que apenas permiten el paso entre un lado y otro. Ahora nos falta el porqué al hombre se le ocurrió alterar este paisaje y crear estas pasarelas. El motivo es el que sigue. La Sociedad Hidroeléctrica del Chorro propietaria de los Saltos del Gaitanejo y del Chorro, provocados por el Río Guadalhorce, necesitaba que sus operarios pudieran acceder a los dos para los trabajos en las centrales que transformaban la fuerza del agua en luz eléctrica. De ese modo, el ingeniero Benjumea proyectó las pasarelas y los obreros que las realizaron se pusieron manos a la obra. Corría el año 1901. Para encontrar personal experimentado se contrató a los que habían trabajado en la construcción de grandes barcos de vela, acostumbrados a las alturas ya que en los altos mástiles se movían como Pedro por su casa, duros y resistentes a las inclemencias del tiempo. Terminaron en 1905. Y para la inauguración del embalse en 1921 vino el rey Alfonso XIII. Sólo bajó del tren y puso un pie en el Camino pero desde entonces se llama el Caminito del Rey. Para mí los auténticos héroes son los obreros que lo construyeron y los que lo recorrían una y otra vez cargados con material.CAMINITO DEL REY 127

Las inclemencias del tiempo y el dejar de usarlo provocaron su derrumbe en muchas zonas y lo convirtieron en un sendero peligrosísimo. Murió bastante gente que se aventuraba a recorrerlo, escaladores, e incluso una niña pequeña que iba con su clase y el profesor de excursión por ese lugar. Finalmente quedó cerrado el acceso y fue el 28 de marzo de 2015, este próximo martes hará dos años, que se volvió a abrir totalmente rehabilitado. Se ha respetado el recorrido, la anchura, se ha construido tan sólo a un metro por encima del antiguo. En mi opinión de arquitecto se ha hecho una obra magnífica digna de ser visitada. Totalmente integrada en la naturaleza, con tablas separadas entre sí lo suficiente para ir viendo el agua y las rocas que están 100 m más abajo, barandilla formada por un cable tensor como simple quitamiedos, y una pequeña concesión en forma de balcón con suelo de cristal apto tan sólo para soportar cuatro personas como mucho, que permite hacerse una foto con el famoso puente de fondo que cruza al otro lado del desfiladero y que esconde un gran tubo que llevaba el agua a la central. A la mitad del recorrido los de seguridad del Camino empezaron a avisar que el viento en las pasarelas estaba superando los 50 Km/hora y en el puente los 60 km/hora. Cuando la situación es esa no se puede circular por allí pero como tampoco hay manera de salir, tuvimos que atravesar en esas condiciones. Algunos empezaron a asustarse a pesar de que yo creo que la seguridad en todo el recorrido es total. Pero el miedo ataca al que menos se lo espera. Unos señores se pusieron a cruzar el puente de uno en uno, el pánico les podía. Yo, que no puedo evitar hacer algo cuando veo a una persona sufrir, me puse al lado de ellos y entre bromas y verdades los fui acompañando. Conseguí que se relajaran tanto que para celebrarlo les animé a colocarse los cuatro en el puente… ¡los cuatro juntos! y les hice unas fotos de su heroicidad. Lástima que no incorporé el anemómetro que demostrara la chufa que soplaba, ya que, después de darme un par de besos cada uno en señal de agradecimiento se fueron corriendo a enseñar la proeza realizada. Si está en mi mano hacer feliz a alguien, ¿porqué no hacerlo?

Después de este fin de recorrido por las pasarelas aún quedaban unos km más,pero ya por senderos. Salida del Camino al lado de la estación de El Chorro, dejamos cascos y walkies, tiramos el gorrillo y a por una bien merecida cerveza para acompañar los bocatas que llevamos en la mochila. Y vosotros, los que habéis llegado hasta aquí en la lectura de esta historia, también os merecéis una copa o algo,que el recorrido ha sido largo. Eso sí, espero que no se os haya hecho muy duro, que amenazo con contaros más cosas jajaja

Petons, petons i petons

Carol

CAMINITO DEL REY 101

Mi famosa vecina, La Sagrada Familia, cumple hoy 135 años.

Vivir gran parte de mi vida y, desde hace años también trabajar, entre dos obras maestras de la arquitectura como son la Sagrada Familia y el Hospital de Sant Pau, no hace que las valore menos. No las veo como algo que está ahí y punto. Al contrario, como voy por la vida con ojos de viajera y descubridora siempre a la búsqueda de “primeras veces”, cada día me las miro y cada día me sorprenden. De hecho, la Sagrada Familia no ha hecho más que crecer y cambiar desde que nació tal día como hoy hace 135 años, un 19 de marzo de 1882. Con tan sólo asomarme a la terraza y pasear a su lado he podido ver todas las tonalidades diferentes que coge bajo el sol, o de noche iluminada por la luna o por luz artificial. La he contemplado a través de copos de nieve y con un sol resplandeciente que no te deja apreciarla bien. Y para celebrar su cumpleaños, hoy le dedicaré mi post en este blog.

IMG_5458

La idea de construir este Templo y dedicarlo a la Sagrada Familia fue de un librero, Josep M. Bocabella. Fundó l´”Associació de Devots de Sant Josep” para recaudar dinero.Con 172.000 pesetas compró unos terrenos y el 19 de marzo de 1882 se colocó la primera piedra. De esa forma nace la hoy conocida mundialmente como “La Sagrada Familia”, en el centro de Barcelona. A la misma distancia del mar que de la montaña, del hoy barrio de Sants que del de Sant Andreu, del río Llobregat que del Besós.

El encargo de realizar esta gran obra fue hecho inicialmente al murciano Francisco de Paula, pero por desavenencias entre él y Bocabella durante años de trabajos, finalmente pasó a ser el arquitecto Antoni Gaudí el que se dedicó en exclusiva al Templo casi todo lo que le quedaba de vida. De hecho está enterrado en la Cripta.

No os voy a explicar cual es el concepto arquitectónico, ni el porqué de su estructura, ni nada de lo que podéis encontrar por ahí mil veces mejor escrito que lo que yo pueda plasmar. Lo que sí me gustaría es transmitiros de qué manera creo que hay que acercarse a esta obra maestra, cómo me parece que se disfruta más de la genialidad de Gaudí.

Imaginaos que llegáis en el metro, parada que no tiene pérdida pues se llama Sagrada Familia. Subís por las escaleras de la estación en la salida a Avinguda Gaudí. Salís de la oscuridad dándole la espalda, sin sospechar lo que os espera. Y cuando ya estáis fuera os giráis y, Wowwwwwww !!! a pocos metros está ella. No os mováis todavía, no hagáis fotos, menos aún selfies (no os lo digo simplemente porque los odie es que creo hay que disfrutar un rato de esa grandiosidad que casi aplasta), y dejaros llevar admirándoos de lo que es capaz de crear un genio. Además esta parte es la original, según vais caminando a su alrededor ya son todo añadidos y cosas que nuevos equipos de arquitectos y nuevas tecnologías son capaces de hacer. Como pasa con todas las cosas, para comenzar a apreciarlas bien hay que verlas con distancia, coger perspectiva. Así que después de la primera impresión yo os recomiendo alejaros hacía distintos puntos. Primero hacia el parque con el lago, otrora precioso y con patos, y en el que poniéndoos al otro lado de la vegetación y el agua en el que se refleja la Sagrada Familia, podréis verla mejor. Por favor, no os quedéis entre las hordas de turistas que tienen que hacer contrapicados imposibles, dando por saco con el paloselfie, repasando el maquillaje tipo chapa y pintura para luego poner morritos, sacar la lengua, dar saltos pretendidamente geniales, porque se quedan en la misma acera o en la de enfrente. Id al otro lado, no pasa nada por caminar unos pasos, en serio. Los que me hagáis caso, por favor decidme si tengo razón o no.

Luego iros hacia la plaza del otro lado, en la que colocan en Navidad el mercado de belenes, árboles y caga tiós. Alejaros también, en la acera de enfrente tenéis una buena perspectiva. Si a esas horas os ha dado hambre podéis entrar en el Pub irlandés Michael Collins, para mí en esa zona es de los pocos sitios que no son pura turistada.

Ya comidos y bebidos, o no, podéis acercaros a visitar el interior del templo. Yo he estado dos veces. Hay un día al año que es gratis la entrada y hay que cogerla por internet previamente. Os podéis imaginar que se agotan antes de decir Jesús. Cuando hay que pagar, cada ticket va entre los 15 € sin ver ni siquiera las torres, y los 29 € con lo que casi lo puedes ver todo. Además está el tema de las inmensas colas. Por lo tanto, yo os recomendaría visita sólo si tenéis muchísimo tiempo y bastante dinero. En el interior hay maquetas maravillosas, la subida a las torres aunque algo claustrofóbica os da para ver Barcelona desde las ventanas-rendija, y por supuesto es la manera de gozar de la arquitectura con mayúsculas por fuera y por dentro. Pero, si no entráis creo que tampoco pasa nada. A mí me da la sensación de que Gaudí, como los grandes constructores de catedrales, pensaban sus obras para llegar al espíritu de los “viajeros” mirándolas por fuera. Y que los interiores los creaban para ser refugio y recogimiento de fieles, de creyentes.

Y, si me habéis hecho caso hasta aquí, permitidme un último consejo. Volved a la Avinguda Gaudí, y mientras camináis entre tilos que dan un olor y una sombra impagables, id subiendo hacia el Hospital de Sant Pau (del que ya os hablaré en otra ocasión) y parando para echar un vistazo a la SAGRADA FAMILIA.

IMG_5402

Hola! Seguramente os preguntaréis ¿ Porqué ? y, sobretodo ¿Porqué aquí y ahora? Os voy a contestar , porque yo siempre respondo y además con larguísimas parrafadas como me advierten algunos. Acostumbrada como estoy a interesarme por las inquietudes de los demás, a animar, ayudar, ser motor impulsor de historias de otros, a leer, escuchar, […]

a través de Carol. — Viajes y sueños de Carol

Carol.

Hola!
Seguramente os preguntaréis ¿ Porqué ? y, sobretodo ¿Porqué aquí y ahora? Os voy a contestar , porque yo siempre respondo y además con larguísimas parrafadas como me advierten algunos.
Acostumbrada como estoy a interesarme por las inquietudes de los demás, a animar, ayudar, ser motor impulsor de historias de otros, a leer, escuchar, incansable en poner todos los medios para que realicen sus sueños; me parece que lo que yo pueda explicar y aportar no tiene interés para nadie. Y, ayer me dije, ¿Y porqué no? Aunque durante varios años llevé las riendas de un blog en el que hablaba y también daba voz a personas del mundo de la vela, es ahora cuando me decido a abrir este “Viajes y sueños de Carol”. Un espacio personal y auténtico como soy yo. Eso no quiere decir que no tengan cabida, de forma esporádica, las historias de otros locos viajeros y soñadores. Creo firmemente en la fuerza de ser equipo, de ser suma de individualidades. Así que espero que en mi blog, os encontréis como en casa. Bienvenidos amigos !!
Mi primer “viaje” fue cuando mi madre hizo veinte km. en un jeep del Ejército, sí, de esos sin puertas ni techo, para que yo naciera en Murcia. Desde entonces sólo he pensado en aprovechar cualquier oportunidad de ver mundo. De pequeña quería ser arqueóloga como Indiana Jones, azafata de aviones para no parar en casa, personaje de los libros de Julio Verne… Ahora, siempre sin olvidar la niña que fui, me he formado como Arquitecto, historiadora y genealogista. Voy por la vida aprendiendo de todo y de todos. Conociendo gente con los que llego incluso a ser grandísimos amigos. Esto es lo que más me gusta de viajar, las personas que me marcan y en las que espero dejar aunque sea un poquito de mi huella.
Aquí os contaré todo lo que me parezca que os puede interesar de lo que me encuentro viajando y viviendo. Todo aquello que mi “curiosidad” innata y que me aporte la gente que voy conociendo, procuraré explicarlo. ¡A ver qué sale!
Comienza la pequeña aventura que supone escribir para mis amigos.
¿Me acompañáis?
Carol